6 Consejos para proteger las puertas automáticas de los garajes

Las puertas automáticas en los garajes son realmente muy cómodas, y es que ofrecen la oportunidad de abrirlas y cerrarlas, sin necesidad de bajar del coche, es decir, sin exponernos ante delincuentes o mojarnos bajo la lluvia, tampoco es necesario esperar a que algún familiar se ocupe de abrir la puerta del garaje.

Para poder disfrutar de esta comodidad durante un largo periodo de tiempo, es necesario considerar algunos consejos que protegerán las puertas automáticas del garaje, incrementando su vida útil y cuidando su inversión inicial.

Evitar tanto el agua como la humedad

Siendo la puerta del garaje, es imposible evitar que la hoja de la puerta reciba los efectos del clima, como la lluvia, pero si es importante que al momento de que el cerrajero https://cerrajeros24hterrassa.es/ instale este sistema, considere que el centro de control se encuentre resguardado. Y posterior a su instalación, verifique que el centro de control siempre esté bien protegido, ante cualquier agujero, cúbralo con silicona.

También es importante vigilar la placa eléctrica, que no existan cables quemados o despegados, recuerde que si esta parte presenta fallas, la puerta dejará de funcionar. Y ante cualquier problema con la puerta, es necesario llamar al profesional.

Mantener la puerta lubricada

Con el uso constante de la puerta, es normal que comience a hacer un ruido metálico, razón por la que debe revisar todas las piezas del sistema, si ellas están bien ubicadas, entonces sólo es necesario lubricar la puerta, y el sonido desaparecerá.

Cuidar las baterías del mando

Es necesario recordar que estas deben ser sustituidas con regularidad, no espere hasta que estas casi se agoten, porque de ser así, el mando puede comenzar a fallar y tendrá problemas en algún momento al intentar abrir o cerrar la puerta.

Chequear los muelles

Los muelles son piezas que debido a la función que cumplen, tienden a dañarse con todo el movimiento de la puerta y la oxidación. Protege los muelles para que puedan durar más tiempo y no se deterioren, para lograrlo es necesario agregar aceite, de esta manera la oxidación tarda en aparecer.

Por otro lado, chequee la tensión del muelle sea la adecuada, en caso de haber perdido tensión, sería ideal llamar al cerrajero para que realice el cambio del muelle, de esta manera puede prevenir que la puerta falle en cualquier momento.

Mantener las puertas limpias

Esto es importante, no sólo por la higiene, también porque de esta manera evita que se acumule residuos que puedan bloquear el sistema automático de la puerta. También es necesario chequear otras partes del sistema, por ejemplo si se trata de una puerta corredera, debe tener especial cuidado en las guías, ya que las mismas tienden a desalinearse, o que se acumule suciedad, impidiendo así que la puerta corra libremente.

Cuidar el sistema de los insectos

Los insectos encontrarán irresistible el cuadro de control de la puerta automática de su garaje, y es que ella les ofrece refugio y calor. El problema es que la presencia de insectos en el cuadro de control puede dañarlo, es por ello que es necesario sellar cualquier posible punto de acceso, de manera que sea imposible que los insectos hagan acto de presencia en esta parte tan importante del sistema de su puerta.

Esta entrada fue publicada en Puertas y Ventanas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *