Las Cercas Perimetrales

La seguridad perimetral puede presentarse con cualquier barrera que impida que cualquier persona no autorizada pase a un espacio privado. La sola existencia de una cerca envía un envía a las personas de frontera entre lo público y la propiedad privada.

Hay áreas en donde no es característico contar con barreras visibles como rejas metálicas, tapias o cercas que delimiten una propiedad residencial, por ejemplo. Pero eso no significa que las adyacencias no estén cubiertas por algún sistema de seguridad por cámaras, sensores o cualquier otro dispositivo que envíe señales de que hay personas en tu territorio.

Hay maneras muy discretas para detectar la intrusión sin necesidad de cercas, pero otras personas preferimos marcar muy visiblemente nuestro territorio y evitar que alguien se adentre a nuestro inmueble si no está invitado.

Los cerrajeros en Girona están disponibles para sugerir seguridad perimetral a partir de cerrajería moderna o tradicional, según sea las exigencias de sus clientes. Al pasar el tiempo, es necesario tener cada inmueble asegurado, para evitar robos ocasionales o el ataque más agresivo de ladrones. Por más abierto que parezca algunos ambientes la seguridad está presente de manera discreta e imperceptible.

Marcar el territorio

Desde los inicios de la seguridad, colocar una cerca se hizo para delimitar lo que es propio y no del otro. Por lo que una vez quebrantados los derechos se tomaran acciones físicas, acciones policiales o cualquier otra que los haga retirarse y evitar el mayor daño posible.

Afortunadamente hoy se puede usar diferentes tipos de barreras que van desde el hormigón, la madera, mallas metálicas, paredes de vidrios u otro diseño en combinación de varios de ellos. Una cerca nunca debe ser debilitada, ya que es una invitación a que algún intruso pase.

Algún hoyo en una cerca es una tentación para que los niños pasen a buscar sus pelotas o juguetes, haciendo que poco a poco se haga más grande hasta dañarla mayormente. Como éste son miles de ejemplos, que pueden ser muy contraproducentes para la seguridad integral de un lugar.

Diseños agradables

Las personas pueden diseñar y reinventarse las maneras más hermosas y creativas de marcar los límites de sus propiedades. Lo más importante es que existan límites, para evitar la acción de los vándalos, pero que estos dispongan de cerrajería de buena seguridad que dificulte la entrada no autorizada.

No tiene que existir una pared de hormigón para que un lugar este seguro. Algunas cercas metálicas permiten la visibilidad y además pueden ser muy ecológicos y agradables, sin que parezca una cárcel. Hasta para las mascotas es provechosa la utilización de barreras.

Formas de seguridad

La seguridad perimetral, se logra a partir de cercas metálicas, de madera, hormigón, vidrios y hasta en forma de jardines muy tupidos para aquellos gustos altamente ecológicos.

Mientras menos elementos de fuerza, mayor debe ser la tecnología usada para detectar la presencia de intrusos, a través de sensores se puede activar alarmas en cualquier momento del día. Que además no obstruyen el paisaje del inmueble.

Tanto la cerrajería como la seguridad en cualquiera de áreas, se pueden atacar de muchas formas, basta el contacto con profesionales que nos guíen adecuadamente.

 

Esta entrada fue publicada en Seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *